viernes, 27 de septiembre de 2013

Dislalias y Retraso simple del lenguaje



El DSM-IV-TR indluye los trastornos en la producción fonológica del lenguaje y los define atendiendo a estas características:
  1. Dificultad o imposibilidad para usar correctamente los fonemas propios del lenguaje teniendo en cuenta la edad del niño.
  2. Estas dificultades fonológicas dificultan el desarrollo académico y social del niño.
  3. Si hay un retraso mental, un déficit sensorial o deprivación ambiental, la dislalia es mucho más acusada.
Los posibles errores del lenguaje son los siguientes:
  • Sustitución: consiste en que un fonema es sustituido por otro.
    • Por ejemplo, se puede sustituir la "r" por la "d" (en lugar de "quiero", "quiedo").
    • También puede ocurrir que se cambie el orden en la pronunciación de los diferentes fonemas de una palabra (por ejemplo: en lugar de decir leopardo, decir leopadro o abujero en lugar de agujero)
    • Son los errores más comunes.
  • Omisión: consiste en que se elimina algún fonema de la palabra. Esta eliminación del fonema puede ocurrir en cualquier punto de la palabra, al igual que en la sustitución. Por ejemplo, en lugar de decir zapatilla, decir patilla.
  • Inserción: consiste en añadir un fonema a una palabra que no lo tiene. Suele ocurrir cuando el niño tiene dificultades para pronunciar la palabra tal cual es, por lo que añade un fonema que le facilita la vocalización. Por ejemplo, los niños que tienen dificultades para pronunciar la /rr/ inicial; pueden decir arrascar en lugar de rascar.
  • Distorsión: consiste en que el sujeto pronuncia un fonema de forma distorsionada, de forma diferente a como es el fonema pero si que esa distorsión sea equivalente a otro fonema (por ejemplo, pronunciar de forma rara la r sin que se convierta en una "d" y por tanto pronunciar raro la palabra "quiero" pero sin decir "quiedo").
Las dislalias se clasifican en:
  1. Dislalia funcional: está causada por la falta de habilidad del niño para emitir los sonidos, debido a que no es capaz de coordinar los músculos implicados en la articulación de los fonemas y la respiración. Se suelen tratar a partir de los 4 años y normalmente acaban corrigiéndose con la práctica.
  2. Dislalias orgánicas: estas dislalias se producen por alteraciones orgánicas en las partes implicadas en la articulación de los fonemas, como pueden ser el labio leporino, la macroglosia, fisura palatina... Son menos frecuentes que las dislalias funcionales.
RETRASO SIMPLE DEL LENGUAJE Y DEL HABLA
El retraso simple del lenguaje es una patología en la cual el niño presenta un desfase cronológico con respecto al desarrollo normal del lenguaje.

  • Estos niños no presentan problemas intelectuales, ni emocionales ni retrasos mentales
  • Sin embargo, presentan dificultad en la comprensión y, especialmente, en la expresión.
  • Acostumbra a afectar a mas de un nivel del lenguaje, siendo la fonología y la sintaxis los mas afectados.
  • Se considera como patológico cuando el niño tiene 3 años y aun no ha empezado a hablar.
El retraso simple del habla es un trastorno que consiste en que sencillamente el niño tarda demasiado tiempo en empezar a hablar.
Cabe destacar que el niño tiene una inteligencia acorde a su edad real y que puede comunicarse sin problemas con gestos y es capaz de comprender el lenguaje.
Hay que evitar confundir los retrasos simples del habla y del lenguaje con el trastorno específico del lenguaje:
Normalmente se suele distinguir el trastorno específico del lenguaje con el retraso simple del habla por la diferente gravedad de ambos:

  • Mientras que el trastorno específico del lenguaje es muy grave porque constituye un retraso en todo el lenguaje,
  • el retraso del habla es un retraso solamente del habla y no del resto de aspectos del lenguaje.
Los niños con TEL suelen tener mayores dificultades comunicativas.